OLBEAclass, conceptos básicos: cervezas trapenses.

banner_trapenseDatos básicos:

Las cervezas trapenses son cervezas de fermentación alta, cervezas ale. Solo la Trappe Bockbier es una lager fuerte.

Entre todas las cervezas del mundo, solo 11 pueden llevar el nombre “trapense”: Achel, Chimay, La Trappe, Orval, Rochefort, Westvleteren, Westmalle, Mont des Cats, Engelszell, Zundert y Spencer.

De ellas, solo 10 cervezas llevan el logotipo de la Asociación Internacional Trapense, el A.T.P: Achel, Chimay, La Trappe, Orval, Rochefort, Westvleteren, Westmalle y Engelszell, Zundert y Spencer.

tabla

Los requisitos:

Para poder ser calificada como “trapense”, la cerveza debe cumplir los siguientes criterios:

1. Estar elaborada dentro de las paredes de una abadía trapense, por los monjes trapenses o bajo su control.

2. La cervecería debe depender del monasterio y la cultura de empresa debe inscribirse en el proyecto monástico.

3. El objetivo de la cervecería no debe ser generar beneficios. Los ingresos obtenidos se destinan a la subsistencia de los monjes y al mantenimiento de la abadía; el resto se destina a fines caritativos.

Las cervecerías trapenses cumplen todas las normas en cuanto a seguridad, salud e información del consumidor. El estilo de su comunicación y publicidad se caracteriza por la sobriedad y las referencia al medio ambiente religioso en el que se fabrican las cervezas.

¿Cómo conseguir el logotipo A.T.P?

Sólo los miembros de la Asociación Internacional Trapense pueden presentar una solicitud de atribución del logotipo “AUTHENTIC TRAPPIST PRODUCT” para un producto o para una categoría de productos (por ejemplo un licor o toda la gama de licores). El procedimiento de evaluación puede durar varios meses e incluye una investigación profunda, una visita de control de las condiciones de producción y de calidad exigidas y por supuesto una degustación de los productos implicados. Por último, el Consejo de Administración del AIT toma la decisión de asignar o no el logotipo cuya concesión es por un periodo de 5 años y el monasterio beneficiario se compromete a cumplir todas las condiciones requeridas en los reglamentos de orden interno de la asociación.

¿Es lo mismo una cerveza Trapense que una de Abadía?

Las cervezas Trapenses están elaboradas dentro de las instalaciones de una abadía por o bajo la supervisión de monjes. Además, debe ser la comunidad monástica quien determine las políticas de producción y las utilidades se deben destinar, principalmente, a las necesidades de la comunidad o programas de ayuda social. Los estilos Dubbel, Tripel y Quadruppel son los que más se asocian con las cervezas Trapenses.

Sin embargo, si estos estilos son elaborados en cervecerías que no cumplen con los requisitos trapenses se clasifican como cervezas de abadía (aunque tengan alguna afiliación con una orden religiosa).

¿Las cervezas trapenses sólo realizan cervezas Dubbel, Tripel y Quadruppel?

No. Una cervecería trapense puede elaborar cualquier estilo de cerveza, siempre que cumpla con los requisitos antes mencionados.

Muchas de las abadías también producen una cerveza de baja graduación alcohólica llamada Enkel o Blonde para el consumo de los monjes que no suelen salir de la abadía para venta al público.

Un poco de historia

De las actuales abadías trapenses, solo Rochefort elaboraba cerveza antes de 1836, muchas no empezaron hasta la segunda parte del siglo XX; la mayoría de las recetas trapenses que conocemos en la actualidad datan de ese siglo.

La cerveza Dubbel surge de un cambio de receta que hizo Westmalle a su Brown Ale en 1926.

Tripel apareció por primera vez en 1956 cuando la abadía del mismo nombre modificó la receta de su Strong Golden Ale, que había sido comercializada desde 1934 con el nombre de Superbier.

Hoy en día casi todas las abadías trapenses elaboran una Dubbel y una Tripel, aunque no siempre llevan ese nombre en la etiqueta.

Curiosidades

A diferencia de otras, la abadía Orval comercializa una sola cerveza: una pale ale de color miel, que destaca por la utilización de la levadura Brettanomyces y por ser la única cerveza trapense en usar dry hopping (una técnica que consiste en añadir el lúpulo seco a la cerveza mientras esta está en su período de maduración). Cuando se consume fresca, el lúpulo está presente de forma importante en su sabor y aroma. Después de unos meses y la segunda fermentación en botella con Brettanomyces, le caracteriza una marcada presencia con aromas a caballerizas y cuero.