Nuestro primer reportaje en el Diario de Noticias de Álava

imagen_periodico

Ayer lunes 21 de abril tuvimos el enorme placer de leer de cabo a rabo el reportaje que el Diario de Noticias publicó sobre nosotros. Una primera experiencia con la prensa en la que nos sentimos muy cómodos y gracias a la cual tuvimos la oportunidad de explicar en detalle el proyecto.

Podéis descargaros el reportaje completo aquí o leer esta versión resumida que os dejamos a continuación. No podemos dejar de dar las gracias al Diario de Noticias por hacernos un hueco en sus páginas y sobre todo, por captar tan bien el mensaje que queríamos transmitir sobre nuestro proyecto e ideas.

“La pasión de Javier Aldea por la cerveza viene de lejos (…) Y desde hace alrededor de un año viene gestando en compañía de otros dos socios un nuevo oro líquido con label alavés que tiene su centro de operaciones en plena Llanada, en Agurain. Se llama Olbea, una palabra enraizada en la localidad ya que da nombre a los característicos soportales que adornan su Casco Viejo.

Koldo Vesga, uno de los socios de Aldea y que se encarga de la gestión de la empresa, celebra la buena aceptación que hasta ahora ha tenido el proyecto y, sobre todo, el producto (…) el tema cervecero está en un buen momento. Es un proyecto interesante, que motiva, porque empiezas ameter la cerveza en el mercado y poco a poco se van abriendo muchas posibilidades.

Por el momento, Olbea ha comenzado a comercializarse en dos modalidades, Helles y Bock. La primera, una rubia alemana tradicional suave, con maltas muy claras y baja graduación. La segunda, tostada, con un pronunciado color rojo y gusto caramelizado. La primera remesa (…) alrededor de 14.000 litros (…) ha sido producida en una fábrica de primer nivel ubicada en Cuenca, una de las mejores de España, porque la factoría de Agurain todavía no se encuentra en funcionamiento. La producción comenzará en la Llanada en el plazo máximo de un mes y medio, según sus cálculos.

Mientras tanto, el contacto con las instituciones del territorio y el acondicionamiento de la fábrica de Agurain han cristalizado sin prisa pero sin pausa (…) Es la misma fábrica donde el antiguo propietario del pub The Man in the Moon de Vitoria fabricaba en su día una popular cerveza (…) Cuando falleció, la factoría quedó en estado de abandono, por lo que el trabajo para volver a ponerla a punto ha sido exhaustivo.

Ya se puede encontrar (…) en Agurain y Vitoria. Entre otros, cómo no, el Kitsch, varias carnicerías, pescaderías y fruterías de la capital o el bar restaurante Raíz de la calle Labastida. En Salvatierra puede encontrarse en las cafeterías Jai Alai y Mendibil, en el pub Kilkenny y en La Despensa de Agurain.

¿Y qué se puede decir de la cerveza? “Estamos cuidando toda la cadena de producción. A la cerveza no se le ha añadido nada más que agua, levadura, malta de cebada 100% y lúpulo. No lleva gas añadido, no se refermenta en la botella y se mantiene bastante bien” describe Aldea.

“Tienen un punto diferente y queremos que la gente las sienta como suyas”, promete Aldea, que aunque con los pies en el suelo también se muestra ambicioso con el recorrido del proyecto (…) Además de las Helles y Bock embotelladas, los promotores crearán también unos grifos para que ambas puedan servirse como cañas en los bares que así lo deseen.

El modelo de fabricación de Olbea permitirá también a sus promotores optimizar la producción y conseguir así un precio que, prometen, será “muy competitivo”, más cerca de las cervezas industriales que de las artesanas, normalmente bastante caro. (…) Esto se traduce en que el coste del botellín de 33 centilitros rondará los 2,5 euros en los bares, un preciomuy similar al de cualquier cerveza típica.

Aldea viene trabajando en los últimos meses en otras dos modalidades de cerveza de elaboración más costosa y que se embotellará en menos cantidades. Se trata de una rubia fuerte y de otra negra también fuerte que llevan ya alrededor de seis meses fermentando en las barricas y a las que todavía les restan alrededor de tres o cuatro meses más (…)

Con el paso del tiempo, el cervecero busca lograr que el producto, que siempre se encontrará en constante evolución, esté elaborado al 100% con productos alaveses y tratado también en el territorio, con cebada de la propia Llanada alavesa y malteándola él mismo. Pero, ante todo, logrando que sea un producto diferente en el que por encima de todo prime la calidad.”